Nos quedaron a deber el cambio


Nos quedaron a deber el cambio

En conferencia de prensa, el Dr. José Luis Pech Várguez da balance sobre los pendientes del primer año del “gobierno del cambio” con los quintanarroenses

Avance:

Libertad de expresión. Las cosas siguen mal pero ahora podemos decirlo con bastante libertad.

Pendientes del gobierno con la sociedad quintanarroense:

  1. Inseguridad y violencia. Tenemos un incremento de más del 100% en homicidios dolosos (134 vs 65) en el primer semestre de 2017comparado con el de 2016.

2. Impunidad. Es muy pobre la respuesta de las corporaciones policiacas y Fiscalía General del Estado.

3. Pocos resultados en la detención y procesamiento de exfuncionarios y la elevada posibilidad de que Roberto Borge no se le procese en prisión, pues los delitos bajo los cuales será extraditado pueden permitirle libertad bajo fianza. Lamentable, el doloroso olvido de todos los delitos patrimoniales realizados por el Félix González Canto contra el patrimonio estatal.

4. Las asignaciones y compras del gobierno estatal a empresas poblanas tienen un fuerte olor a corrupción. Muy grave que en este rubro el gobierno nos siga debiendo el cambio.

5. La grave tendencia de repetir formas del pasado en los nombramientos del Fiscal del Estado, Tribunal Superior del Estado y Auditor Superior del Estado. Y próximamente al fiscal anticorrupción.

6. El congreso local ha olvidado que es el representante de la sociedad y un contrapeso a las decisiones del poder ejecutivo. Mala restructuración de la deuda, mala distribución del recurso económico en el presupuesto estatal (empezando por el incremento injustificado de 95 millones de pesos al poder legislativo), cuestionadas decisiones en los recientes nombramientos realizados, (particularmente en el caso del Auditor Superior), entre otras cosas.

Ahora observamos que, con tanto dinero disponible, los diputados pueden salir a promocionarse bajo el rubro de gestión social, olvidando sus funciones primordiales. Ya anunciaron que la próxima reforma electoral les permitirá a nuestros presidentes municipales y diputados que quieren reelegirse, seguir usando los cuantiosos recursos que disponen sin pedir licencia a sus cargos.

Eso quiere decir que los “regalos” de los diputados y los presidentes hacia la ciudadanía seguirán siendo legales aunque tremendamente inmorales.

7. El patrimonio natural de la entidad sigue afectándose sin que el estado haya sido efectivo para evitar que grandes consorcios mantengan proyectos ecocidas, como el caso del Hotel Riu en Punta Nizuc. Lo mismo ocurre en Holbox.

8. Falta de coordinación con el gobierno federal y los ayuntamientos para atender asuntos apremiantes, particularmente en el caso de seguridad.

9. El gobierno estatal no ha honrado su palabra: la zona sur empeora económicamente, muchos empleados gubernamentales han sido despedidos de sus trabajos, las zonas agrícolas siguen abandonadas, los servicios médicos en los hospitales no mejoran, la inseguridad se adueña de las calles y la impunidad campea siendo mal ejemplo para todos, también para los funcionarios actuales.

10. El gobierno actual no recupera una Visión de Estado que asegure nuestro desarrollo. No entiende la diferencia entre crecimiento y desarrollo. Los síntomas de la degradación económica, social y ecológica que hoy vivimos son un llamado urgente que el gobierno todavía no escucha y que si lo hiciera debiera llevarlo a reorientar el rumbo.

Este crecimiento descontrolado, ambicioso y depredador está destruyendo el patrimonio ecológico heredado, el mismo que los expertos señalan como la principal ventaja competitiva en el futuro en la actividad turística.

Estas son algunas de las deudas que el gobierno actual tiene con la sociedad quintanarroense.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *